Solomillos de Pavo con verduras y orejones.



Ya lo tenía todo listo, hasta ella estaba duchada, se había dado un ligero toque de color y secado el pelo, todavía disponía de unos minutos hasta que llegaran sus invitados, se sentó en su viejo sillón, suspiró y se adentró en sus pensamientos.

Hay que ver como repasamos nuestra vida en unos minutos, recordó su niñez con dolor y cariño entremezclado, un sabor que todavía no había podido descifrar, su adolescencia, prima hermana de la niñez hasta llegar a su matrimonio, en ese momento se giró y lo vio, allí estaba sentado frente al televisor con toda una vida marcada en el rostro, estaba enamorada de él aun más si cabe que el primer día, les había ido bien con sus más y sus menos pero aguantaban cual mástil en la tempestad hasta que al final queda ese amor puro e incondicional reflejado en sus hijos y nietos.
Era una mujer alegre aunque descolocaba a la familia y a quienes la conocían bien, nunca había sido como las demás, ese día era un ejemplo, se había levantado temprano, como siempre, había preparado su socorrido café americano tocado de leche mientras esperaba que se hiciera la hora de llamar por teléfono a sus hijos antes de que fueran al trabajo.
Todos tenemos nuestras fechas de celebración fijas, cumpleaños, Navidades, aniversarios y esos se celebran siempre, vienen impuestos pero ella los días en los que más disfrutaba eran los días que como esta mañana se levantaba y sentía en su interior esa energía y alegría que nunca había descubierto de donde provenía pero que le hacia celebrar el día a lo grande con invitaciones, preparativos y algún que otro detalle que se guardaba para el final, la mejor manera que sabia expresarlo era en la cocina.

Cuando hubo hablado con sus retoños sonrió con todo el amor y cariño que le fue posible, eran geniales y eran suyos, casi siempre le entraban en este juego, sabían que le hacia feliz celebrar un día cualquiera, nunca le gustaron mucho las imposiciones y cuando se levantaba con esa energía no había nadie que la parara y si sus hijos, familiares o amigos algún día de estos no les era posible acudir a su cita, preparaba el festín para los dos, disponía la mesa en el salón con su mejor mantel, sacaba la cubertería y vajilla de los domingos ( como los llamaban en casa de broma) y colocaba un bonito centro de mesa pero esa noche si acudían.

Esa mañana fue a su carnicería a comprar los solomillos de pavo, después al mercado a por los orejones y las pasas, al llegar a casa empezó con la tarea de los preparativos, masas de hojaldre por aquí, salsas y dulces por allá y sus solomillos con verduras y frutas ya rellenos y atados.
Ya lo tenia todo listo, en unos momentos llamarán a la puerta y ella les abrirá con sus manos arrugadas, su pelo canoso y ese rubor en las mejillas que tan bien conocían, cada vez que organizaba algo se sentía como una niña, desde la mañana había organizado minuciosamente los platos para que hubieran para todos los gustos, aunque había uno en el que todos coincidían, incluso los más peques repetían y tripitían hasta no poder más. era una receta que encontró un día ya hace años, demasiados, la cocinó como otras muchas para ver la respuesta y fue tal la aceptación que la había pasado a la carpeta de familiares.

Ya lo tenía todo estaba listo y ella también lo estaba.

- Ding- dong.



Ingredientes:
  • 500 gr de solomillo de pollo entero.
  • 3 cebollas.
  • 2 zanahorias grandes.
  • 40 gr de pasas de Corinto.
  • 8 orejones (albaricoque desecado).
  • 150 ml de brandy.
  • 100 ml agua.
  • Aceite de oliva virgen.
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • Sal.
  • Pimienta.
Preparación:
  1. Empezamos limpiando y abriendo los solomillos en forma de libro aplanamos, salpimentamos y reservamos.
  2. Ponemos los orejones y las pasas en remojo con agua durante unos 15 minutos.
  3. Preparamos las verduras, pelamos y cortamos las cebollas y raspamos y cortamos en tiras las zanahorias.
  4. Ponemos al fuego una sartén con aceite para rehogar las verduras, poner a fuego bajo, 5 de 1 a 9 durante 10 minutos y tapado, salpimentar y añadir la nuez moscada, cuando esté pochado añadimos la mitad de las pasas y orejones, estos últimos cortados en tiras, le damos unas vueltas y apartamos del fuego.
  5. Repartimos las verduras y orejones sobre los solomillos que teníamos reservados, enrollarlos y atarlos con hilo de cocina y pasarlos por harina.
  6. Añadir un poco de aceite a la sartén donde hemos hecho las verduras, cuando esté caliente añadir los solomillos atados y los doramos por todos los lados.
  7. Una vez dorados, añadimos el reto de pasas y orejones también cortados en tiras, les damos unas vueltas y agregamos el brandy y el agua, dejar a fuego bajo hasta que espese la salsa.
  8. Mientras se hacen los solomillos cortamos con unas tijeras los hilos con los que los hemos cosido y los retiramos con unas pinzas.
  9. Servirlos calientes con su salsa y acompañados de la guarnición que más os guste, en mi casa con arroz basmati, no quedó nada de nada.

Si los sacamos enteros en una fuente regados con su salsa y los cortamos en presencia de nuestros comensales, seguro que nos hacen la ola.
Acompañar de la guarnición que más guste, en mi caso fue con  flanes de arroz basmati.
                                                
!Espero que os guste!.
 Y no olvidéis que un comentario vuestro es una sonrisa mía.

30 comentarios

  1. Hola, con la primera foto he abierto bien los ojos y no los he cerrado!!! Qué rico y qué buna pinta, un éxito asegurado, con esa salsa tan melosa!!un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ciérralos jeje, si está espectacular, queda feo que lo diga yo pero es la verdad.
      Muchas gracias preciosa.
      Un besote

      Eliminar
  2. ¡¡Que pintaza que tiene Mercedes!!!! Este lo tengo que hacer, yo hago unos semejantes y a mis sobrinos les encantan como les haga el tuyo me hacen la ola... ¡Habra que probarlo! Ya te cuento. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te guste, en casa si me la hicieron, si los haces ya me cuentas.
      Un besote

      Eliminar
  3. Nada como preparar una buena comida con ganas para los que más quieres, todos se contagian de esa alegria y se suman a ella con agrado. Me gusta tu receta porque consigue dar jugosidad a la carne de pavo de por sí un poco seca, y el puntito dulce de los frutos secos la termina de bordar. Y por supuesto el cariño con el que se cocina que hace de la preparación una verdadera delicatessen.
    un bso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo eso es lo más importante y por supuesto que salga rica y no se queme jeje.
      Muchas gracias preciosa.
      Un besote

      Eliminar
  4. Que bocado mas delicioso!!besos

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado divino, como disfrutarías con esta receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, no sé como disfruté más si cocinando o comiendo, es de las que da satisfacción.
      Un besote

      Eliminar
  6. Síii, cualquier día puede ser un día de fiesta!! Es para llegar y quedarse sin palabras viendo estos solomillos tan deliciosos en la mesa y notar todo el cariño puesto en su preparación!
    Un beso y muchas gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que celebrar día a día y a la Sra de la historia parece que le gusta.
      Muchas gracias.
      Un besote

      Eliminar
  7. Hola !! gracias por pasar por mi blog ,por supuesto que yo también me quedo en tu cocina y mas despúes de ver esos solomillos de pavo rellenos ,con esa salsita mmmm...me encantan
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Mary y muchas gracias, traete el pan que yo pongo lo demás.
      Un besote

      Eliminar
  8. Hola Merche, que pedazo de plato, a estas horas y con el estómago vacío veo las imágenes de los solomillos de pavo y no puedo aguantarme. Las fotos te han quedado preciosas . Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, eres un cielo, tu esto lo haces con los ojos cerrados.
      Un besote

      Eliminar
  9. No se puede pedir más, yo solo con ver las fotos me quedo alucinada,esto tiene que estar de rechupete. Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De rechupete, rechupete jeje.
      Muchas gracias preciosa.
      un besazo

      Eliminar
  10. Merche, precioso, ¡como me gustan tus relatos!, cada día lo haces más bonito, que el anterior.
    Y el plato ya ni te cuento, solo ver el paso a paso, me da en la nariz que esto huele a gloria, y si como colofón lo acompañamos de un arrocito, (que ya sabes que yo pierdo la cabeza por él), es como para vestir la mesa de domingo, toda la semana.
    To, toc, toc...¡¿se puede?!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adelante, estás en tu casa, te sirvo el vino mientras esperamos y charlamos.
      Muchas gracias preciosa, tienes muy buena nariz, huele y sabe a gloria.
      Un besote

      Eliminar
  11. Me encanta el pavo, y hacía mucho que no lo compraba, pero justo el domingo pasado compramos unos muslitos para la parrilla, y también los comimos con verduras en una salsita deliciosa. ¡Y apondré la receta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, esperando me tienes.
      Un besazo

      Eliminar
  12. Jolines niña!! que pasa de plato que nos traes. Pienso prepararlo, que lo sepas, este pavo tiene que estar riquisimo. Se ve tan jugoson que hasta mete hambre, Merche.

    Besinesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de lo que más me alegraré, de que lo prepares y encima te guste jeje
      Muchas gracias.
      Un besote

      Eliminar
  13. Bonita historia Merche, al igual que el plato, se ve bonito y con una pinta de delicosos increíble, es una receta de diez.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cielo, me alegra que te guste todo, si es que eres muy agradecida.
      Un besote

      Eliminar
  14. Riquísimos!!! A mi es que me encantan los rollitos de pollo o pavo y este tuyo con frutas secas y verduras tiene una pintaza estupendísima!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mina, dan mucho juego y están riquísimos como tu dices.
      Un besote preciosa

      Eliminar
  15. Hola Merche, una receta estupenda, fácil de preparar y muy saludable. Tengo una elaboración muy parecida que en casa nos gusta a todos. Feliz finde, bstes.

    ResponderEliminar
  16. Hola, me encanta esta entrada y su blog me quedo aquí en su blog. Le invito a que pase y siga mi blog en donde pone (participar en este sitio): http://mibonitolugar.blogspot.com.es/ Saludos

    ResponderEliminar