Madeleines o Magdalenas francesas.


Os presento a MADELEINE, la hermana francesa de nuestra Magdalena, un bocado delicioso en forma de concha que se hornea en moldes especiales para ella y se obtiene del resultado de la mezcla de harina, huevos, mantequilla (mantequilla avellana), azúcar y ralladura de cítricos, normalmente limón pero en este caso también lleva de naranja.
Hacía mucho tiempo que tenía ganas de preparar unas madeleines, lo único que me retenía era el molde, es especial para ellas y solo para ellas, pero, son tan delicadas y bonitas que al final no me pude resistir.

Estas en particular las encontré en el libro "Caprichos de Repostería".

Lo primero que haces cuando te compras un libro es echarle un vistazo rápido para ver si te convence y te lo compras. Este en particular, me enamoró, tiene unas recetas deliciosas y nada complicadas, son de un celebre repostero y panadero propietario de la prestigiosa panadería Inglesa Peyton and Byrne llamado Roger Pizey que cuida especialmente la bollería y repostería tradicional.

Os dejo en compañía de estas deliciosas Madeleines que mojadas en chocolate, en café con leche o incluso con té, te transportarán a la ciudad del amor en un solo bocado.



Madeleines de mantequilla tostada y cítricos.


Ingredientes: (30 unidades).
  • 125 gr de mantequilla.
  • 4 huevos L.
  • 200 gr de azúcar.
  • 230 gr de harina de trigo.
  • 8 gr de levadura en polvo.
  • 50 ml de leche semi desnatada.
  • Ralladura de una naranja.
  • Ralladura de un limón.
  • Mantequilla para untar el molde.
  • Harina para espolvorear el molde.
  • Azúcar glas para espolvorear las madeleines.
Preparación:
  1. Encender el horno a 200º.
  2. Poner el molde de la madeleines en el frigorífico.
  3. Preparamos la mantequilla avellana, para ello la colocamos en un cazo y la llevamos a ebullición, dejar que hierva hasta que adquiera un tono avellana, de ahí su nombre. Retiramos del fuego y dejar enfriar ( si vemos que hay posos, no pasa nada), colamos y reservamos (Ver primera foto ↓ del paso a paso).
  4. Mezclar el azúcar con las ralladuras de los cítricos y triturar en una picadora o thermomix (ver segunda foto del paso a paso ↓).
  5. Batir los huevos hasta que aumente su volumen y adquiera una consistencia cremosa. añadir el azúcar con los cítricos y mezclar bien (ver tercera foto del paso a paso↓).
  6. Es hora de añadir la harina tamizada y la levadura, mezclamos bien hasta que esté todo integrado, es normal que veamos algún granulo pequeño, es la ralladura de los cítricos (ver fotos 4 y 5 del paso a paso ↓).
  7. Sacar el molde de las madeleines del frigorífico y untar bien con mantequilla y espolvorear con harina, darle la vuelta al molde para que caiga la harina sobrante.
  8. Llenar los moldes con la masa, solo la mitad de su capacidad ( ver sexta foto del paso a paso ↓).
  9. Introducir en el horno que bajaremos a 180º durante unos 10 minutos aproximadamente.
  10. Sacar del horno y volcar el molde sobre una rejilla para que se templen.
  11. Espolvorear con azúcar glas, también las podemos bañar con chocolate una vez frías.
  12. Templadas están deliciosas.
Observaciones:
  1. Si ves que aun colando la mantequilla avellana quedan posos, no te preocupes, déjala templar y en el momento de verterla sobre la masa, ves con cuidado y no dejes caer los posos.
  2. La cantidad de harina de la receta original es de 250 gr, mi harina es comprada en panadería y siempre me toca reducir la cantidad, si ves que la masa te queda demasiado liquida, añade los 20 gr que faltan.
  3. No te asustes si ves que las madeleines crecen mucho en el horno, cuando las saques, bajaran un poco aunque quedará ese bonito copete pero pequeño.
  4. Si te sobran, guárdalas en un bote hermético, al día siguiente solo tiene que meterlas en el microondas 5 segundos a temperatura máxima y a disfrutar.
Fotos del paso a paso:






Espolvoréalas con azúcar glas o cacao.

Con chocolate, café o té, están deliciosas.

Su interior lo dice todo, suaves y esponjosas.

¡Espero que lo disfrutéis!
¡J´espére que vous l´aimez! 😊

18 comentarios

  1. Oh la, la, que ricas madeleine que bonitas te han quedado!!
    Imagino que olorcito rico se ha quedado en tu cocina.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel, pues si te imaginas el olor, también te puedes imaginar el sabor, es un dulce de dos bocaditos.
      Un besote guapa.

      Eliminar
  2. Ma chérie Merche, mais comment tu 'as fait cettes madeleines sans me dire rien?
    Quiero unas cuantas para mi George, ¡por favor!
    Adoro las madeleines, también estoy enamorada de ellas, sin embargo nunca las hice, principalmente por el mismo motivo que tú, no tengo el molde adecuado, pero algún día de estos cae.
    Te han quedado espectaculares, no hace falta que nos convenzas, solo ver tus preciosas fotografías dan ganas de ponerse el mandil y liarse la manta a la cabeza, jajaja.
    Besitos y gracias por regalarnos tu talento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima vez te prometo que te aviso jeje.
      La lastima es que si te las mandara, se estropearían antes de llegar, pero date un caprichito y compra el molde, vale la pena.
      Venga, ponte el mandil y líate a hacer la loca jaja.
      Muchas gracias preciosa, talento poco, pero se agradece.

      Eliminar
  3. Hola, nunca las he hecho, por no comprar un molde más. Pero cuando te las he visto, me he dicho ¿ Por qué no? aINSSS, QUÉ RICAS!!! DE MOMETO ME LLEVO UNAS CUANTAS QUE ME LAS VOY A TOMAR CON MI CAFELITO. uN BESO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué lastima que esto es virtual, si no nos pondríamos como el Kiko jeje.
      El único inconveniente, es el molde, solo sirve para ellas, pero vale la pena y en cuanto las haces, te piden más y en unas semanas lo tienes amortizado jeje.
      Un besazo y feliz finde.

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Merche!! ¡¡Cómo me gustan las madeleines!! Yo también hago en casa de vez en cuando y a mi me encantan comerlas solas, sin mojar en leche o café ni nada, y a veces, hasta tan sólo, con dos tragos de agua, ja, ja. Es que me gusta mucho su sabor y no quiero que nada me lo enmascare, je, je. Por cierto, miro que hago repostería y con lo que se utiliza en ella, nunca he utilizado la mantequilla de avellana, y todos dicen que le da un sabor muy rico a los postres, así que tomo buena nota de ello y de todo lo que nos has explicado, a mi seguro que me va a venir muy bien. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te voy a contar un secreto, a día de hoy que ya las he hecho un par de veces más, las he comido de muchas maneras, hasta con Coca Cola jeje.
      El tema de la mantequilla avellana, la he utilizado en varias recetas aunque no las tengo publicadas (todo no me da tiempo, además si tengo invitados, no hago fotos, menudo trajín jeje) y me gusta mucho el sabor, te animo a que la utilices, ya me cuentas.
      Un besazo y feliz finde.

      Eliminar
  5. Hola Merche. Me has dejado alucinada. Nunca las he probado y eso que soy francófona total.
    Esa combinación tiene que ser deliciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa, pues si tan francófona eres, no te olvides de probarlas, realmente vale la pena, un bocadito delicioso y suave.
      Un besote y disfruta del fin de semana

      Eliminar
  6. Hola querida Merche. Estas primitas de las magdalenas te han quedado geniales. Tan bien has explicado en la introducción a la receta qué son, y, luego ,cómo se hacen. Con el azúcar glass y el molde especial te han quedado bonitas y ,seguro, buenísimas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimas, están, no publico nada que no me guste, no se venderme jeje.
      Me alegra que te gusten estas primitas y la explicación, hay veces que me lio jeje.
      Un besazo preciosa y disfruta muchp

      Eliminar
  7. Deliciosas........tengo que comprarme los moldes,sin falta al ver las tuyas
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Victoria, me alegra que te gusten.
      El molde es el único inconveniente, pero un capricho de vez en cuando no va mal.
      Un besazo y feliz finde

      Eliminar
  8. Hola preciosa , intuyo que estas bien y me alegro mucho de verte de vuelta y con tantas ganas. De las madeleine que te voy a contar, a mi me gusta todo lo frances y si es dulce mucho más, tengo muchas ganas de hacerlas pero como a Elisa por no comprar mas moldes no las he hecho todavia. Yo llevo un mes un poco fastidiada , aunque parece que ya me estoy espabilando . Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Desde que las descubrí (tengo varias en el blog)son mis favoritas. Animo a todas y todos aquellos que no las hayan hecho nunca a que se animen. Has dejado muy clara la forma de hacerlas.
    Un abrazo desde JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  10. Con lo que me gustan las magdalenas, estas madeleines me encantaría ¡Qué ricas!. No las hago nunca porque no tengo el molde.
    Te han quedado deliciosas y perfectas. Ideales para una buena merendola.
    Feliz semana guapa

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa! preciosas, te quedaron requetebonitas. Yo la verdad es que hace siglos que no me compro ningún libro. Me los regala todos mi suegra, no te lo pierdas :-) Así que tengo de todo, algunos muy interesantes y otros inservibles, de esos que no reciclas ninguna receta ni echándole mucha imaginación... disfrútalo! un besazo

    ResponderEliminar