Crumble de fresas y y chocolate.


¡Buenos días amigos! también pueden ser tardes o noches, todo depende del rincón del planeta que estés leyendo, sea como sea, hola.

Estoy nerviosa, con un pequeño nudo en estómago, me pasa cuando llevo tiempo sin cocinar y me vuelvo a sentar en la blanca mesa de mi cocina, rodeada de mis viejos cacharros, preparo un humeante café, me siento frente al teclado y pienso, pienso y vuelvo a pensar.

No sé por dónde empezar y la verdad, empezar, ¿Se empieza por el principio o no?

Así que le doy un sorbo al café y mi mente me lleva al día que encontré esta receta, fue en la peluquería hace unas semanas, no soy mucho de pelu, siempre me ha parecido una pérdida de tiempo, aunque cuando salgo de ella me digo que tengo que volver más a menudo.

Mi peluquera que es un encanto, se ríe mucho conmigo, me dice que si fuera por mí no se haría rica jeje, le digo que no se preocupe, cuanto mayor me haga, más rica se hará.

A lo que iba, el rato de espera con el color, antes me ponía nerviosa, no me gustan las revistas del corazón que es lo que te ofrecen, así que suelo llevarme el ebook y sigo con mi lectura, la verdad es que así se pasa el tiempo y no me entero, me traslado a esa vieja casita situada en un cerro, rodeada de freesias, sauces y lirios, me envuelve el aire fresco y el aroma a mar que me llega desde unos kilómetros más allá y siento mis pies mojados al caminar sobre el césped impregnado de rocío.

Así se pasa el tiempo, pero el otro día, se me olvido mi gran aliado, me ofrecieron las revistas, les di las gracias y empecé a ojearlas, casi no conozco a nadie, miro las fotos y los titulares, voy pasando paginas hasta que llego al final y allí estaba esta deliciosa receta junto con otra que otro día prepararé, vi la foto (he de decir que muchas veces hay truco), me gustó y pregunté si podía hacer unas fotos, me dieron permiso y así lo hice.

Y aquí está, después de repetirla esta semana de nuevo e intentar conseguir la foto como en la revista, imposible, no me refiero a si es más bonita o fea, si está hecha con más técnica o menos, me refiero a que cuando vi este "Crumble de fresas" con base, toda cortado a cuadrados, me dije que sería genial que no se rompiera, aunque un Crumble, siempre se rompe, el caso es que como digo, lo he repetido, intentando si cabe, hacerlo con más mimo, el resultado, el mismo, delicioso pero se rompe, sí es un Crumble en toda regla.

La he retocado un poco, le he quitado mantequilla y le he añadido chocolate, el resultado, un delicioso sabor a fresa que, junto a la canela y el chocolate, hace que cierres los ojos en cada bocado y no os digo de esa cobertura tostada que junto a lo anterior hacen que no quieras que se evapore ese sabor, tampoco voy a describir el aroma que deja en toda la casa, eso lo descubriréis vosotros mismos.



Crumble de fresa y chocolate.

Ingredientes:

  • 700 gr de fresas.
  • 8 gr de azúcar vainillado.
  • 100 gr azúcar glas.
  • 2 cucharaditas de Canela.
  • 150 gr de harina.
  • 130 azúcar moreno.
  • 125 de mantequilla a tª ambiente.
  • 100 gr de chocolate con leche.
  • Azúcar glas para espolvorear.
Preparación:
  1. Horno a 180º.
  2. Lavamos y limpiamos las fresas y las cortamos en 4 trozos a lo largo, las ponemos en un bol amplio y las espolvoreamos con el azúcar glas, la canela y el azúcar vainillado. Lo removemos y dejamos reposar (macerar), para que vayan mezclando los sabores.
  3. Ahora prepararemos la masa que no es más que tamizar la harina, añadir el azúcar moreno e ir incorporando poco a poco la mantequilla, lo trabajaremos todo con la punta de los dedos como vemos en la imagen, más abajo, formaremos una masa.
  4. Una vez formada la masa, la extendemos en el molde elegido, quitamos la sobrante de los bordes (foto), reservando al menos 1/3 de ella para formar el crumble.
  5. Ya con la masa en el molde, pondremos las fresas sobre ella (no el jugo que han soltado), cortaremos unas pociones de chocolate que tambien pondremos sobre las fresas y por ultimo pondremos pequeñas porciones de masa desmigada sobre todo el relleno, es el crumble.
  6. Introducimos en el horno que ya tenemos caliente, durante unos 25 minutos o hasta que la superficie la veamos tostada.
  7. Sacar, dejar enfriar sobre una rejilla e introducir en la nevera durante al menos 1 hora. Caliente está muy rica pero, se deshace más.
Consejos:
  • Usad un molde con los bordes bajos y si es posible desmontable, como es en mi caso, sino nunca hubiera podido sacar el crumble entero, aunque si no queremos desmoldar el crumble y lo queremos servir directamente, cualquier molde con bordes bajos, sirve.
  • He empezado a poner la masa, primero cubriendo los bordes y luego la base, es solo una manera de hacerlo, cada cual que lo haga como mas me gusta, a mi me resulta más cómodo así.
  • No ponemos el jugo que ha soltado ya que la fresa en la cocción suelta suficiente.
  • Con helado de vainilla, está delicioso.




Aquí, desmoldado pero, al partirlo, se rompe.


¡Espero que os haya gustado!
Muchísimas gracias por tu tiempo ☺

9 comentarios

  1. Querida Merche ¡cuánto te echaba de menos! Ya sé que por ahí estáis o habéis estado en fiestas, creo, pero aún así siempre es un placer leerte, casi me he sentido igual que tú transportada a ese pasaje bucólico, presumo de alguna novela de Rosamund Pilcher.
    Creo que lo de la peluquería es un factor común que tenemos, a mí me pasa igual y más ahora que mi peluquero de toda la vida se ha ido a vivir a Canarias, la verdad es que vivo rodeada de peluquerías, pero después de tantos años, no me fío de nadie, y llevo sin ir a la pelu meses, menos mal que no se me nota, tengo buen pelo, y no necesito teñirme, porque me da igual las canas, y más ahora que parece que están de moda, jajaja.
    Tampoco me fiaría de una receta de ninguna revista, el photoshop hace milagros, y ya cuando lees la receta, los que tenemos algo de experiencia, sabemos que algo no cuadra solo con mirarlo,no sé como siguen teniendo tanto éxito con lo que nos engañan.
    Tu crumble es perfecto, yo he hecho alguna vez uno similar con la receta de Jamie Oliver, y me pasa exactamente lo mismo, perfecto en todo hasta el momento de cortarlo, algo que por otra parte no supone ningún problema ya que ese aire rústico me encanta.
    Besitos y me alegra verte de nuevo en tu cocina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tesoro! Veo que también te gusta Rosamunde Pilcher, a mi me encanta, me produce mucha paz y su libro "El buscador de conchas" no sé la de veces que lo he leído, lo hago cuando necesito tranquilidad, esté leyendo lo que esté leyendo, voy a ella.
      Respecto a.las revistas ya se sabe, no vende igual una porción que un amasijo, pero este amasijo está de muerte y cómo tu dices, ese aire rústico, mola.
      Un besazo y muchas gracias por pasar por mi cocina

      Eliminar
    2. Me encanta esa novela, me la regaló una amiga hace casi treinta años y aún la ojeo de vez en cuando, ahora en ebook, porque mi libro de papel lo presté y nunca me lo devolvieron, desde entonces me cuesta prestar mis libros, que son para mi algo muy especial.

      Eliminar
  2. ESPECTACULAR!!!!!! amiga Merche, simplemente espectacular. Ya se sabe que los crumble se rompen con facilidad pero aún así la imagen es del todo sugestiva. El relato con el que has introducido la receta me parece precioso, así que ya sabes a escribir que lo haces de maravilla. Me hace muchísima ilusión verte de nuevo, fuiste una de mis primeras amigas blogueras y eso no se olvida. Disfruta de las fallas , de la fiesta mayor de Valencia. Te mando mil besos.

    ResponderEliminar
  3. Merche!! Si lo que pretendidas es hacerme babear y relamerme mientras leía la receta lo has consguido, date por satisfecha, parece hasta que la estoy saboreando, que rica!!
    Anda esta vez valió la pena ir a la pelu ehh.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. hola, qué bien venir a verte!! Estoy encantada con la receta pues si la hubiera visto en la rec¡vista no me hubiera decidido a hacerla. ahora viendo que es tuya ya, no me cabe duda que es un acierto y una delicia. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Merche!! Llego tan tarde, que ya no te quedarán ni las miguitas de este fantástico crumble, pero es que recién he llegado de pasar unos días en Valencia, de fallas, claro está, je, je. Que por cierto, ¡¡qué frío pasé ayer!!
    Pero bueno, aquí estoy yo para reconfortarme con tu crumble, a mi me gusta caliente, aunque se rompa, al fin y al cabo, voy a terminar de romperlo con los dientes, ja, ja. Lo encuentro un postre muy reconfortante de verdad, en invierno me encanta, y con frutas de temporada, es lo suyo, y bueno, si le añades chocolate, ya ni te cuento.
    Yo odio ir a la pelu, sobre todo a que me peinen, bueno, es que cuando voy, le digo que no me peinen, que me sequen un poco el pelo y listo. Es que tengo el pelo medio rizado, y nunca saben darle el toque, porque para las peluqueras, o te lo alisan del todo, o no tienen ni idea de como peinarlo, porque yo voy entre semana a la pelu y no quiero ir con el pelo alisado, es una tontería, si nada más que me acueste, voy a levantarme con el pelo con ondas, así que no me lo suelo alisar y eso, que no saben darle el aire a un pelo sin alisar. Y cuando salgo de la pelu, lo que me dan ganas es de volver a lavarlo, eso si, me aguanto dos días y por lo menos me lo seco yo y lo dejo que fluya solo, sin artificios.
    Por cierto, las fotos te han quedado muy bonitas, aunque no se parezcan a las de la revista, o si, pero tienes toda la razón cuando dices que las revistas engañan, algunas recetas, no te quedan ni parecidas a la de las fotos. Pero bueno, lo importante es esta ha quedado rico, y que está para repetir una y mil veces más. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. El buscador de conchas...me encantó, al igual que tu crumblé que, no sé por qué pero me ha trasladado hasta allí. Una deliciosa receta que llena de olor a chocolate y canela la casa. Perfecto. Bss

    ResponderEliminar
  7. Buenissssimaaaa, estoy esperando que la vuelvas a hacer.....Bss

    ResponderEliminar